EL MINISTERIO DE DEFENSA ENTREGÓ COPIAS DE LAS ACTAS DE LA JUNTA MILITAR AL INSTITUTO DORREGO



Bajo un severo sello de SECRETO el documento se titula:
REUNION DE JUNTA MILITAR
ACTA Nº 1/76
Su contenido se inicia con el clásico “En la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los diez y nueve días del mes de julio del año mil novecientos setenta y seis, reunidos en el Comando general de la Armada, el Comandante General del Ejército, Teniente General Dn. JORGE RAFAEL VIDELA; el Comandante General de la Armada, Almirante Dn. EMILIO EDUARDO MASSERA y el Comandante General de la Fuerza Aérea Argentina, Brigadier General Dn. ORLANDO RAMON AGOSTI, cumplimentando lo acordado en las ‘Bases para la intervención de las Fuerzas Armadas en el Proceso Nacional’ (Estructura del Gobierno – Art. 1.) resuelven:
1.      INTERIOR
1.1. Tema: Proceso de Reorganización Nacional
1.1.1.      Resolución adoptada
Dinamizar el Proceso, adoptando como medidas inmediatas:
1.1.1.1. Elaboración de un proyecto de Directiva general por parte de la Junta Militar
1.1.1.2. Estudio sobre un Organo de Planeamiento Nacional con las siguientes pautas:
- Propone objetivos políticos y políticas (No hace política).
- Conjunto. (Intervienen las tres Fuerzas)
- No colegiado.
- Inicialmente reducido.
- Dependiente del PEN.
- Programar el año 77 y el trienio subsiguiente (78-79-80).
                   1.1.1.3 Análisis de la necesidad y/o conveniencia y/o oportunidad de la                             
                        constitución de un órgano que permita canalizar las inquietudes de     distinta naturaleza cuya existencia se aprecia en el ámbito nacional.
En caso conveniente proponer forma y metodología.
1.1.2.      Responsabilidad de ejecución.
Secretarios Generales y/o equivalentes.
…” y continúa con esquemas similares sobre RELACIONES EXTERIORES, DEFENSA, ECONOMIA, EDUCACION, para terminar con las firmas de los tres comandantes mencionados.

Se trata, como es fácil de entender, del acta de la primera reunión formal de la Junta Militar, órgano supremo del llamado Proceso de Reorganización Nacional, según el Estatuto del mismo, al cual había quedado subordinada, como era de rigor, la Constitución Nacional.
Estas actas, más un importante acervo documental, acaban de salir a la luz por mérito de uniformados democráticos que entienden la subordinación de las fuerzas armadas al poder político elegido por el pueblo argentino. Que saben que sus “mandos naturales” no son otros que los que surgen de esa soberanía popular y  que el comando en jefe de las tres fuerzas está a cargo de la presidenta de los argentinos.
El Manuel Dorrego, por su naturaleza de Instituto histórico y su carácter Nacional se considera uno de los destinatarios naturales de este material inédito. De ahí que haya manifestado al ministerio de Defensa su interés por contar con él para encarar un trabajo historiográfico que consista en su análisis y su cotejo con la bibliografía y con las publicaciones periodísticas y de otra naturaleza ya conocidas. No se trata tampoco de una tarea ajena a lo ya emprendido por sus integrantes. Estos, en forma individual o como parte del Instituto, ya han puesto a disposición del público libros y otros materiales sobre el nefasto período sufrido por nuestra Patria desde marzo de 1976, y cuyas consecuencias aún no están saldadas en su totalidad.
Compartiendo el criterio, el ministerio de Defensa entregó a una delegación del Instituto una copia de la publicación titulada ACTAS DE LA DICTADURA DOCUMENTOS DE LA JUNTA MILITAR ENCONTRADOS EN EL EDIFICIO CONDOR. Dicho material consta de seis tomos que se han editado respetando las características, el leguaje y la estructura del material descubierto.
El viernes 30 de mayo, por la tarde, el ministro Agustín Rossi, el vice ministro Jorge Fernández, recibieron al Dr. Mario Pacho O’Donnell, presidente honorario y primer presidente del Instituto Dorrego, a quien acompañaban los miembros de número Luis Launay, Eduardo Rosa, Osvaldo Vergara Bertiche, Pablo Vázquez y quien esto escribe.
Se trató de una amable reunión en la que el ministro y sus colaboradores relataron las circunstancias de la aparición de la documentación y describieron su contenido, informando también acerca de la existencia y de la forma de acceder a los restantes materiales.
Los representantes del Instituto Dorrego remarcaron su disposición para iniciar de inmediato el estudio del material y su cotejo con bibliografía y documentación ya conocidas. También ratificaron el compromiso de sus integrantes de aportar al estudio y la divulgación de la etapa de la dictadura cívico militar como tarea inherente a la condición de Instituto histórico comprometido desde su creación con el estudio, el análisis y la difusión del conocimiento de nuestro pasado en función del fortalecimiento de la memoria de nuestro pueblo y, sin descuidar la utilización de una metodología estrictamente ajustada a las exigencias de toda labor historiográfica seria, afirmando su óptica nacional, popular y de firme compromiso con la integración de nuestra América, la Patria Grande.
La reunión terminó en un ambiente cordial y con el mutuo compromiso de seguir trabajando en colaboración en las tareas e intereses comunes.

Enrique Manson
Junio de 2014

Entradas populares de este blog

José Alsina: un historiador formoseño

FRASES DE JOSÉ MARÍA ROSA

Alfredo Bettanin- El dibujante del 17